15 dic. 2014

De compras navideñas en Sundsvall


Para mi, que paso las Navidades en España, el momento que más disfruto de estos momentos prenavideños en Suecia es, sin duda, el mercado de Navidad. Lo espero todo el año y cuando por fin llega tengo la sensación de que ese fin de semana vuela. Así que mientras ya voy pensando en preparar las maletas para volver a casa, dejo por aquí algunas fotos del julmarknad de este año, que se celebró los días 6 y 7 en Norra Berget.

Por cierto que, definitivamente, yo siento que nos han estafado con eso de las Navidades blancas. Nada de nada, ni una nevada en condiciones y ya estamos a quince de diciembre. En algunas zonas se ve una ligera capa blanca que no es más que el resultado de la helada de la noche anterior o del aguanieve. Así que, sin estrenar aún nuestras botas de nieve ni el equipamiento de frío extremo, pusimos dirección a la montaña norte. 


Y yo no puedo evitar que me encante. Primero por el entorno, después por el encanto de esos pequeños puestos artesanales y, por último, por el ambiente. Así que paseamos un poco, nos tomamos una sopita caliente para recuperar la sensibilidad en las extremidades y echamos un buen rato. Aunque a mi me sigue extrañando que solamente lo pongan durante un fin de semana, desde luego yo repetiría con gusto la visita pero ya habrá que esperar al próximo año. 


Y con estas fotitos me despido, con la intención de compartir el aroma de un glögg caliente con galletas de jengibre, las risas de los niños correteando entre los puestos, la calidez de unos guantes lana tejidos a mano...y, en general, un poquito del espíritu navideño sueco.  

14 dic. 2014

Santa Lucía en el nuevo puente de Sundsvall


Hoy tocaría hablar de Santa Lucía pero me resisto un poco porque en realidad este año me ha tocado trabajar el fin de semana y no he podido acercarme a la iglesia, ni he podido hacer ninguna foto. Pero supongo que habrá sido parecido a lo que ya conté el año pasado aquí. Sin embargo si quería comentar una cosita del día de ayer. Resulta que Sundsvall había preparado un evento especial para este año en el día de Santa Lucía. Hace poco han inaugurado un gran puente en Sundsvall, una obra gigantesca que nos llamó mucho la atención cuando estábamos recién llegados y nos intentaban explicar que era para aligerar el tráfico del centro de la ciudad."¿Tráfico?, ¿pero qué tráfico almas de cántaro?", pensábamos nosotros asombrados. Porque después de nuestros últimos años de atascos madrileños este gigantesco puente en una ciudad relativamente pequeña como Sundsvall parece un poco excesivo. Pero bueno, el caso es que aquí todos están muy orgullosos del puente y para demostrarlo el municipio citó a los vecinos allí para superar un récord mundial: el luciatåg más largo, que es algo así como el desfile de Santa Lucía más largo, con mucha gente en fila portando velas o antorchas variadas detrás. 

Y para que después digan que los españoles nos apuntamos a un bombardeo... pues los suecos no se quedaron atrás y se juntaron casi quince mil personas. ¡Ahí es nada! Yo me lo perdí, pero dejo algunas fotos del periódico local porque este ha sido el acontecimiento del fin de semana en este pequeño rincón de Suecia ;).



10 dic. 2014

La cita de los Premios Nobel



Me atrevería a decir que diciembre es el mes grande de los suecos. No se me ocurre otro que acumule tantos eventos y fiestas importantes. Adviento, Santa Lucía, Navidad y lo que hoy me trae por aquí, la entrega de los Premios Nobel (Nobelpriset). Aunque suene a un evento más bien académico, aquí se vive también como un acontecimiento social. La televisión nacional retransmite la gala en directo, se habla sobre los vestidos de gala que pasan por la alfombra roja, se hacen reportajes sobre la preparación de la cena de gala, se opina sobre el menú y, por supuesto, se cotillea sobre la familia real sueca. Así que el día 10 de diciembre es un día grande aquí.

Mientras escribo esto lo estoy siguiendo por televisión, aunque debería estar corrigiendo exámenes :S. Están comentando las joyas que lucen las mujeres de la familia real. Por un día se ha dejado de lado la política, porque en los últimos días este es el monotema. Al gobierno le ha salido cara la minoría y finalmente se han convocado nuevas elecciones para marzo. Y esta situación no tiene precedentes en Suecia y hace que hasta los suecos, poco dados a hablar de política, se animen a comentar la situación durante el fika. Pero bueno, voy a volver a los Nobel. La ceremonia se celebra en el Konserthuset de Estocolmo. y es el rey el que hace entrega de los mismos. A excepción del Premio Nobel de la Paz (fredpriset), que se entrega en la vecina Oslo.


Yo no soy experta en estos premios, ni mucho menos, pero éste último me ha parecido especialmente interesante este año porque se lo han concedido a Malala Yousafzai, la joven paquístani de 17 años que utilizó la educación para desafiar a los talibanes. Lo comparte con Kailash Satvarthi, un activista indio con una larga trayectoria luchando por los derechos de los niños. El resto, como me pasa cada año, me son totalmente desconocidos. Salvo de el literatura, que este año ha sido para el francés Patrick Modiano, ¡Por fin se lo dan a alguien que he leído!

Poco se podía imaginar el sueco Alfred Nobel que más de un siglo después, su legado seguiría dando que hablar a nivel internacional. El que fuera inventor de la dinamita dejó estipulado en su testamento que quería dedicar su dinero a premiar a los físicos, químicos, médicos, etc que realizaran algún descubrimiento relevante para la Humanidad. Algunos dicen que así aplacó su mala conciencia por su aportación a la industria armamentística. La primera vez que se entregaron los premios fue en un ya bastante lejano 1901.


Y me despido -cómo no- con un cotilleo :P. La ceremonia de este año ha sido el debút oficial de la pareja del príncipe Carlos Felipe de Suecia, Sofia Hellqvist. Una relación un tanto polémica porque la chica es una modelo que además ha participado en un reality de televisión llamado Paradis hotel. A pesar de todo, la pareja ha anunciado su boda para el verano y ya se deja ver en los grandes eventos oficiales. 

8 dic. 2014

Julbord: la comida de Navidad en Suecia


No me he dado ni siquiera cuenta y la Navidad no es que esté a la vuelta de la esquina, es que ya ha llamado a la puerta y entrado en las casas y yo casi no me he enterado. Estos últimos días son de esos en los que te gustaría añadirles horas al reloj, quieres llegar a todo y no, no se puede. Así que mientras espero el respiro de las vacaciones navideñas, termino mi curso de sueco y apuro las últimas horas de trabajo del año, ya he decidido que tengo que despertar el espíritu navideño. 

Hace un par de semanas fue el lyslördag, pero ya comenté aquí en qué consistía y este año ha sido un poco más de lo mismo. Igual que el Adviento, que lo hemos empezado hace dos domingos. Pero como hay que seguir probando cosas nuevas, este año no hemos dejado pasar la ocasión de estrenar la julbord o mesa de Navidad sueca. ¿Y qué es eso? Pues ahora lo cuento, pero antes algunas fotos para ir ambientándonos  ;).



La julbord o "mesa de Navidad" si lo traducimos es un bufé con la comida típica de Navidad sueca. Así que si en España nos vamos de comida de Navidad y probamos las especialidades de cada restaurante pues aquí la gente hace lo mismo pero para comer esos platos que no pueden faltar en la Nochebuena (julafton). Cada restaurante le da por supuesto su toque personal, tanto a la comida como a la decoración pero más o menos los platos son los mismos con mayor o menor variedad. 


¿Y cuál es exactamente la comida típica? Pues básicamente, arenques (sill) con diferentes aliños y salsas; salmón (lax) servido en todas sus vertientes; quesos;ensaladas de remolacha y col; el famoso jamón de Navidad; carne de reno; albóndigas y Janssons Frestelse, un plato a base de anchoas, patatas y nata.

Y que no se olviden los postres. ¡Qué pena que llegamos tan llenos!Lo que más me gusto fue el ris a la malta, que a mi me recuerda un poco a nuestro arroz con leche pero que esta vez estaba como esponjoso y muy suave.¡Solo de acordarme me entran ganas de repetir!

Nosotros, por ser nuestra primera julbord, fuimos a un sitio especial que queda un poco lejos pero que es, cuánto menos, diferente. Un restaurante que era una mezcla entre la casa de la abuela -abuela sueca en este caso- y museo de antigüedades. Se llama Idyllen y allí disfrutamos de un ambiente tranquilo ya acogedor en compañía de nuestros amigos Lina y Niklas. A él, le tocó explicarnos los entresijos de la julbord; que sí primero el arenque, después el salmón (lax). Más tarde vienen los calientes, donde no pueden faltar las albóndigas (köttbullar), que sí hay un chupito especial que se toma para acompañar el arenque (snaps), cerveza especial de Navidad (julöl)... Por cierto, que no quiero que se me olvide comentar que también los suecos tienen sus platos extravagantes. Los pies de cerdo, lengua de toro o el corazón de reno son algunos ejemplos. Yo admito que me abstuve, que estas cosas prefiero ahorrármelas tanto en España como en Suecia ;P.



Una noche estupenda, una comida deliciosa y un sitio tan peculiar como especial. Pero como siempre, lo mejor es la compañía. Reto de la julbord superado... ¡y hemos puesto el listón muy alto para el año que viene!Solo me queda decir: GOD JUL!

PD. Como notal final, solo añadir que estuvimos cuatro horas comiendo. Sí, sí, no me he equivocado al escribir y no hablo de sobremesa ni nada por el estilo... Solo comer, descansar, hacer hueco y comer de nuevo. Y claro, el efecto nos duró hasta el día siguiente :).





5 nov. 2014

Otoño en los bosques suecos


Se fue el otoño. Ya sé que el calendario dice que el invierno empieza el 21 de diciembre pero aquí ya hemos hecho el cambio psicológico de estación. De un día para otro, la ciudad ha perdido esa alegría de los colores otoñales y se ha vuelto gris. A las cuatro de la tarde comienza a anochecer y ya todo el mundo vive pendiente del tiempo para ver si llega la nieve y cambia este aspecto tan aburrido que se le queda a Sundsvall. Bueno, con "todo el mundo" me refiero más bien a los suecos, yo me asomo a la ventana y pido una prórroga. Aún no estoy preparada, tengo que mentalizarme porque después se hace un poco largo y aún no he aprendido a caminar sobre la nieve, sobre todo cuando se forman esas capas de hielo que me hacen ir por la calle caminando como una abuelita porque sé que me voy a resbalar, sí o sí, ¡y la verdad es que un martirio!:S. 

Así que como ayer ya cayeron los primeros copos he pensado en despedir el otoño en el blog. ¡Cuánto me gusta esa estación aquí! Desde el final del verano nos aficionamos a ir todos los fines de semana al bosque. Al principio recogíamos arándanos (blåbär) y luego, conforme iban suavizándose las temperaturas nos pasamos a las setas, a los kantereller primero y los trattkantareller después. Aunque nos iniciamos el año pasado en esto de recoger setas este otoño teníamos como tarea encontrar "nuestro" propio sitio secreto. Porque es un verdadero secreto saber dónde se pueden recoger estas setas, me refiero a cogerlas en cantidad, no como nosotros que como buenos principiantes apenas encontramos unos cuantos ejemplares sueltos y eso, después de muuuuchas horas de paseo. Así lucen las famosas setas amarillas.



Así que cogíamos el mapa, buscábamos algún bosque un poco alejado de la ciudad, la brújula, nuestras botas de agua, la cestita... ¡y de paseo!También leíamos por internet algunos consejos y compartimos tips con amigos. Que si hay que buscar un tipo de árbol determinado, un tipo de musgo, otra clase de setas que suele haber alrededor (como los pequeños "corales" de la foto de arriba que se llaman aquí fingersvamp)... Y después de todo un otoño tengo que decir que todas esas reglas nos han fallado y que aunque ha habido día que tuvimos suerte, seguimos sin tener "un sitio secreto". Pero... ¡y lo que hemos disfrutado! Hemos descubiertos nuevos lugares, desconectado y disfrutado de la naturaleza. Y bueno, de vez en cuando volvíamos con una cesta medio decente. 



Y sin darnos cuenta se nos acabaron los paseos por el bosque y llegó el invierno :S. El próximo otoño quizá encontremos por fín ese sitio en el bosque repleto de setas, sé que nos está esperando en algún lugar. Eso sí, no será "secreto" porque hay cosas que se disfrutan más si se comparten ;D.

29 oct. 2014

Conferencia de enseñanza de lengua materna



El lunes estuve en Estocolmo para participar en una conferencia sobre la enseñanza de lengua materna (modersmålsundervisning). En Suecia, el 20 por ciento de los alumnos tienen una lengua materna distinta al sueco y tienen, por tanto, derecho a recibir hora semanal de enseñanza de su lengua materna, así como apoyo al estudio en su propia lengua cuando tienen dificultades con alguna asignatura (studiehandledning). 

Asistir a esta conferencia ha sido para mi una experiencia muy positiva. Por un lado, me ha dado la oportunidad de compartir un día con mis compañeros ya que mi empresa envió a seis personas; por otro, me dio la oportunidad de ponerme al día con las directrices de Skolverket, la institución estatal que regula la enseñanza y, además, puso a prueba mi sueco. La verdad es que salí bastante satisfecha del resultado porque pude seguir las charlas. Como me ocurre siempre que tengo que hacer una cosa así, me da un poco de pánico no entender de lo que hablan pero bueno, prueba superada ;D. 

Más de setecientos profesores de lengua materna de toda Suecia nos dimos cita en el Hotel Clarion Sign de Estocolmo. Me dio pena no poder quedarme para el segundo día, cuando los seminarios se dividen por idiomas. Hubiera sido una ocasión estupenda para conocer a otros profesores de español  pero otra vez será :S.

La foto de la conferencia no es muy buena, lo siento pero solo llevaba el móvil y había poquita luz :S. Las otras dos son fotos de la web del hotel. Por cierto, que está muy bien situado y tiene muy buena pinta. Lástima que solo pudimos disfrutar de la sala de conferencias ;(. Nos sirvieron comida y, por supuesto, fika pero la organización fue un poco caótica. Apenas había sitio para sentarse, colas muy largas y comida y café que en algún momento escasearon. Aún así, ha sido la mejor manera de empezar la semana, que por lo demás va a ser tranquila ya que no hay colegio (höstlov la llaman y son como una especie de vacaciones de otoño).  

25 oct. 2014

Un trocito de Andalucía en Sundsvall


Hace más o menos tres semanas que no para de llover en Sundsvall. No recuerdo que el otoño pasado fuera tan lluvioso. Así que son días en los que hay menos cosas que se puedan hacer los fines de semana. Algún restaurante, muchas cafeterías donde cobijarse del agua y el frío...y poco más. Una de esas tardes tontas de otoño terminamos en el Kulturmagasinet. Creo que ya he hablado de él antes, es como el centro cultural de Sundsvall. Visto desde fuera es uno de mis edificios favoritos de la ciudad y si entramos encontramos un sitio agradable, con techos acristalados donde hay una buena biblioteca, un par de cafeterías muy pequeñitas y unas cuantas salas de museo. En una de ellas había una exposición sobre Al-Andalus, así que pasamos un ratito paseando entre la Giralda, la Mezquita, la Alhambra... 

"Una luz en la oscuridad de la Edad Media", ese era el título de la exposición.  Una cosa pequeñita, no os vayáis a pensar que es un gran exposición. Solo algunas fotos, algunas especias típicas, fuentes y música para ambientar las salas pero bueno, suficiente para sacarte una sonrisa y despertar un poco la nostalgia ;D.

Aquí dejo algunas fotitos del edificio, se pueden ver la biblioteca y parte del museo histórico de la ciudad, que contiene fotografías y objetos de época, reproducciones de antiguos cafés, etc. 






4 oct. 2014

Mi primer día en una pequeña escuela sueca



A una hora de casa, recorriendo en tren paisajes parecidos este, está mi nueva escuela. Un escuela pequeñita -apenas hay 75 alumnos- en un pequeño pueblo frente a este lago que se ve en las imágenes que tomé mientras esperaba el tren de vuelta a casa. Ayer fue mi primer día allí,como profesora de español para los cursos 7,8 y 9. Que quiere decir básicamente que hablamos de alumnos de entre 13 y 15 años que han elegido estudiar español. 

Este es mi nuevo reto, enseñarles mi idioma y compartir con ellos un poco de mi cultura. Y tengo que decir que, a pesar de los terribles nervios del primer día, en el que todo está fuera de tú control porque no sabes cómo funciona el tren, dónde están las clases, cómo serán las alumnos o dónde tomarte un café... a pesar de todas esa incertidumbre de empezar algo nuevo, creo que superamos la primera prueba. Los alumnos y yo ;). 


En general, las diferencias entre las escuelas suecas y las españolas son enormes. Ya me lo imaginaba antes de venir a Suecia pero después de un año aquí, y habiendo pasado por varios colegios y algún instituto ahora soy más consciente de que somos la noche y el día, tenemos un enfoque completamente distinto. Pero merece la pena que otro día hable de ello. De momento, solo quería comentar esta experiencia del primer día. Me ha sorprendido la cálida bienvenida de los profesores y, en general, el buen ambiente. La cercanía es lo primero que me ha llamado la atención, no solo entre los profesores sino también en la relación alumno-profesor, supongo que también tendrá que ver con que la escuela sea pequeñita.

Por supuesto los niños van descalzos que para eso estamos en Suecia ;D. Dejan sus zapatos en el zapatero de la entrada, junto con los abrigos y  se mueven por la escuela en calcetines. ¡Y los profesores también! Aunque la mayoría recurre a unas zapatillas  de estar por casa, zuecos, o gruesos calcetines de lana. (Próxima tarea: buscarme un calzado de interior que se me saque del apuro porque yo, que de pequeña tenía pesadillas en las que llegaba al colegio en zapatillas porque olvidaba ponerme los zapatos, no me veo dando clase así! Tendré que buscar alguna solución intermedia. ;P.

Así que por aquí estaré un día a la semana durante los próximos meses. Lo compaginaré con la enseñanza de español como lengua materna para otros colegios y, por supuesto, con mi curso intensivo de sueco en Komvux. Así que voy a estar de lo más entretenida, ¡afortunadamente1 ;D.  Me despido con una foto de las vistas que se disfrutan desde el colegio. ¡Con esas vistas seguro que es el trabajo es mucho más llevadero!




15 sept. 2014

Resaca electoral: cambio político en Suecia



Después de ocho años con un gobierno de coalición entre los partidos de centro derecha (Alliansen), Suecia vuelve a dar una oportunidad a los Socialdemócratas, que han ganado las elecciones con un 31, 2 por ciento de los votos. Esa es la noticia del día, junto con la dimisión de Fredik Reinfeldt, el líder del Nya Moderaterna y hasta ahora primer ministro de Suecia. La resaca electoral nos deja otra incógnita despejada, el papel del partido de extrema derecha Sverigedemokraterna en el escenario político sueco, que se ha convertido en la tercera fuerza política del país. Terrible y triste noticia. Han conseguido un 12, 9 por ciento de los votos, sumando apoyos en todo el país pero principalmente en las regiones del sur, donde se acumula buena parte de la inmigración que recibe Suecia. "Ahora tendrán que hablar con nosotros", ha sido una de las primeras declaraciones de su líder, Jimmie Åkesson, en clara alusión al vacío político que le hacen todos los partidos. 



Las elecciones que se celebraron ayer eran de carácter nacional, regional y local y nosotros, como buenos ciudadanos, fuimos por primera vez a ejercer nuestro derecho al voto, que en este caso se limitaba a las elecciones locales y regionales. Hace un par de meses apenas podía hacerme una idea del panorama político en Suecia, no más allá de que era un país de tradición socialdemócrata que en las dos últimas elecciones había cambiado el rumbo hacia el conservadurismo liberal a través de la Alianza. Este gobierno de coalición  estaba formado por los Nya Moderaterna a la cabeza, seguido por otros tres partidos: Folkpartiet, Centerpartiet y Kristdemokraterna. Sin embargo, en las últimas semanas, hemos dedicado mucho tiempo a la política en las clases de sueco, Hemos trabajado con los programas políticos de los diferentes partidos, asistido a debates y seguido el bombardeo de las noticias políticas. Así que al final no ha sido difícil hacerse una composición y tomar la decisión del voto.  Pero quiero comentar algunas cositas que me han llamado la atención durante todo el proceso. 

- La forma de votar no se diferencia apenas de cómo lo hacemos en España pero coinciden en el mismo día las elecciones municipales, regionales y nacionales. Además, se puede votar con antelación en bibliotecas y otros centros públicos, que preparan pequeñas mesas electorales como dos semanas antes de las elecciones. 

- La campaña de todos los partidos se han centrado en dos puntos fundamentales: empleo y educación. Los suecos están muy preocupados por el desempleo, que ronda el 7, 4 por ciento, y aunque a los españoles esta cifra nos parezca de risa, aquí es un drama. La mejora de las escuelas suecas es otro de los puntos calientes, ya que en los últimos años la calidad de la educación sueca está a debate después de los malos resultados que muestra el famoso informe Pisa.

- Los partidos ecologista y feminista (Miljöpartiet/ Feministiskt Initiativ) estaban creando expectativas, sobre todo después de la sorpresa que dió este último en las recientes elecciones europeas. Sin embargo, al final parece que el feminismo no han recabado el apoyo suficiente para entrar en el Parlamento. 

-La participación ha sido del 83,3 por ciento

- En Sundsvall también habrá cambio de gobierno, han ganado los Socialdemócratas.

-Durante una de las charlas políticas en clase, nuestra profesora nos comentaba que en Suecia no se habla tanto de política como en otros países para evitar enfrentamientos. Ese miedo irracional a las discusiones hace que se pase de puntilla por estos temas y, por supuesto, no se debe preguntar a quién votaste. El voto es absolutamente secreto ;D. 

Y aunque yo ya me despido, el juego político seguirá en las próximas semanas. El futuro primer ministro, Stefan Löfven ya ha admitido que no va a ser fácil formar gobierno. Para tener mayoría en el parlamento sueco, los socialdemocrátas necesitan 175 escaños y ellos tienen apenas 113. Así que toca negociar, porque ni siquiera sumando los apoyos más naturales como los del Partido de la Izquierda (Vänsterpartiet) y los verdes (Miljöpartiet) conseguiría la mayoría necesaría.  Mientras la prensa ya habla del "miedo al caos" de un gobierno débil, habrá que esperar para ver cómo lo solucionan.



9 sept. 2014

Adiós al verano: mi particular vuelta al cole


Aunque aquí hace tiempo que se acabaron las vacaciones -agosto viene a ser como nuestro septiembre, con vuelta al cole incluida- yo no he podido evitar estar un poco remolona con esto de volver a escribir. A veces porque no me parece tener nada interesante que contar y otras tantas por pura pereza. Y si al principio tenía la necesidad de pasarme por aquí y compartir, pues poco a poco esas ganas se han ido viniendo a menos. También es cierto que esa sensación de novedad que te invade cuando empiezas de cero en otro país va remitiendo poco a poco y lo que antes de sorprendía, pasas a incorporarlo al día a día y formar parte de tu rutina sin que apenas te des cuenta. Un síntoma evidente de esto es que ya no llevo la cámara colgada al cuello como al principio ;P.

Y aún así, no me puedo quejar porque en general ha sido un verano tranquilo pero variado, con visitas familiares, viaje a España y alguna que otra escapada por Suecia. Así que mientras van arrancando los motores de cara al otoño y empiezo mi particular vuelta al cole, pongo aquí algunas de fotitos de estos meses. Por cierto que mi madre nos tiene prohibido poner fotos suyas en internet, facebook y demás (¡mamá que antigua eres!), así que no va a quedar documentada la visita de mis padres, pero fue sin duda lo mejor del verano. Han dado su "visto bueno" a nuestra nueva ciudad y padecieron las frías temperaturas del mes de junio... ¡nos hizo un tiempo terrible! :S

Aunque he pasado la mayor parte del verano sueco en España, si he podido disfrutar de algunos días de playa por aquí y la verdad, es que no tienen mucho que envidiarnos en cuanto a playas bonitas. Lo bueno, es que aquí no hay que pelearse por colocar la sombrilla porque están semivacías; lo malo, que en comparación, son pocos los días de playa que se pueden disfrutar porque el verano es más bien corto. 


He tenido ocasión de visitar las dos principales ciudades de Suecia, Estocolmo y Gotemburgo y aunque han sido escapadas relámpago me gustaría hablar más de ellas próximamente (pongo un par de fotos de adelanto sobre estás líneas), De ellas y de la nueva etapa en el aprendizaje del sueco en Komvux, de la búsqueda de arándanos y setas, de la convalidación de los estudios universitarios, del trabajo, de las próximas elecciones que se celebran el día 14 de septiembre... 

P.D. Inma, esta entrada va por ti por animarme a seguir compartiendo ;D. 


5 jul. 2014

Midsommar con retraso y otras historias


La verdad es que ya a estas alturas da un poco de reparo ponerse hablar del Midsommar pero tengo una buena excusa para no haberlo hecho antes. Mis padres se han animado por fin a visitarnos, así que hemos estado un par de semanas fuera de cobertura disfrutando de su compañía y enseñándoles Sundsvall y Estocolmo.

La parte buena es que tengo bastantes fotos de los sitios que hemos ido visitando con ellos, la parte mala (o no, según se mire) es que estoy en un periodo perezoso que solo se puede entender si añado que ahora mismo estoy en España, en casa de nuevo ;D. Una escapada de un par de semanas que me plantea el dilema de: sentarme en el ordenador a escribir en el blog o tomar el sol y darme un bañito. Y claro, con esta situación el blog va a estar en desventaja por el momento ;P.

Pero para no desconectar del todo quiero hablar un poquito del Midsommar, esa gran fiesta sueca que para muchos es equiparable en importancia con la Navidad (¡ahí es nada!). Hagamos un poco de historia para ver de dónde viene esta tradición y en qué consiste.


El Midsommar no es más que la celebración del solsticio de verano. Esa noche más corta del año que en España festejamos con las hogueras de San Juan.  Este año se celebró el 20 de junio y digo este año porque la fecha varía entre el 20 y el 25 de junio para hacerlas coincidir con un viernes. Originariamente esta noche era considerada una noche mágica llena de fuerza y energías, en la que los campesinos pedían por una buena cosecha, las mujeres por una vida fértil y sana y las jovencitas por futuros maridos.


La celebración de este día gira en torno al majstång, una especie de palo de madera que se adorna con flores y que aunque a los no iniciados nos recuerde un poco a una cruz no tiene nada que ver con el cristianismo. De hecho parece ser que durante mucho tiempo la Iglesia intentó evitar la celebración de esta fiesta por considerarla pagana. Primero, con ayuda de los más pequeños se "viste" de flores el majstång para luego, entre la expectación general, levantarlo. Todo el mundo se concentra entonces alrededor para cantar y bailar canciones típicas, algunas de ellas son representaciones de historias infantiles que los niños disfrutan como enanos. 


No pueden faltar las típicas coronas de flores (midsommarkrans) que lucen grandes y pequeños. Yo tengo que confesar que me quedé con las ganas. Nosotros fuimos a Norra berget, donde el municipio tenía su gran fiesta - aunque muchos lo celebran en privado, afortunados son los que tienen las casas de campo para hacerlo- y allí tenían también una especie de taller para hacer las famosas coronas. Solo diré que el tiempo medio para una persona con experiencia ronda los 20 minutos; para una inexperta como yo que además suele ser un poco torpe con las manualidades ni se sabe, así que desistí en el primer intento. Quizás el próximo año ;D. 


Aparte de esto, es tiempo para disfrutar de la familia y los amigos y, cómo no, comer. No pueden faltar en estas fechas, el arenque, el salmón, las patatas nuevas (fräsk potatis) y las fresas suecas, que pueden servirse en una deliciosa tarta. 

En los días previos, los estudiantes del SFI fuimos invitados a una charla, también en Norra Berget, donde se nos contaban todo esto. Me falta por añadir un par de tradiciones que me parecieron curiosas. En esta noche mágica, las chicas tienen que recoger siete tipo distintos de flores que después, antes de dormir, colocarán bajo la almohada para soñar con su futuro marido. Otra posibilidad, que parece que es menos conocida, es sentarse a horcajadas sobre una silla y comer un pescado en salazón. Parece ser que tenías que estar durante todo el día sin hablar y sin beber. Por la noche -no se sabe si por la magia o por la fiebre- soñarás que alguien te da un vaso de agua y esa persona será tu futuro amor. También nos contaban que algunas personas solían guardar las coronas de flores y ponerlas a secar. Si durante el año caían enfermos la quemaban y daban vueltas alrededor para liberarse de los malos espíritus y recuperar la salud.

Ese día terminamos aprendiendo algunos de los bailes tradicionales suecos y de ahí al estrellato. Mi compañera de clase y yo dimos el salto a la fama en el periódico local. Sí, sí... estrellas de baile ;P. ¡Aprender no sé si aprendimos mucho pero reír, nos reímos un rato!




17 jun. 2014

Spikarna, el pequeño tesoro de la isla de Alnö


Ahora que el verano parece haber llegado, es tiempo de perderse de nuevo por los alrededores para descubrir nuevos sitios. Frente a la costa de Sundsvall hay una bonita isla que se llama Alnö y a la que se accede a través de un puente que está a unos 40 metros sobre el nivel del mar y que tiene una preciosas vistas. La isla en sí es un refugio de casas de verano aunque también hay mucha gente que trabaja en Sundsvall o alrededores pero tienen en la isla su residencia permanente.  Y no es de extrañar si tenemos en cuenta que Alnö cuenta con unas bonitas playas, sitios de pesca, bosques.... apenas a 25 minutos del centro de la ciudad y la desconexión es completa. 



Nosotros ya habíamos estado alguna vez el año pasado en alguna de sus playas pero teníamos pendientes visitar Spikarna, un pequeñísima aldea de pescadores donde te puedes escapar a pasar una tarde. Un restaurante encantador, casitas típicas y coquetas a partes iguales, senderos para pasear y disfrutar de la naturaleza...¿qué más se puede pedir? Aquí dejo algunas fotos de este rinconcito al sur de la isla. 





Y antes de que terminara la tarde, a recoger unas cuantas flores silvestres para llevarnos un poquito de Spikarna a casa y recordar este pequeño paraíso durante el resto de la semana ;). 






13 jun. 2014

Los estudiantes toman las calles de Sundsvall



Así lucen desde hace unos días las calles de la ciudad. No es extraño cruzarse con jóvenes que llevan esos gorros que a mi me recuerdan a los capitanes de barco de las películas antiguas, ni tampoco encontrarse con camiones cargados de chavales cantando y bailando. Es el studentfirande o lo que para nosotros sería la fiesta de graduación de los estudiantes que terminan el instituto.

Cuando mi amiga Suzana intentaba explicarme en qué consistía la fiesta yo no entendía nada: ¿gorros de capitán?¿pancartas con fotos de niños pequeños? ¿camiones?... ahora ya me he hecho la composición pero al principio sonaba todo muy raro. Los chicos tienen la típica ceremonia de los institutos y acuden vestidos muy elegantes, trajes chaquetas ellos y vestidos blancos ellas... todos, por supuesto, con sus respectivas gorras. Mientras, las familias los esperan para felicitarlos con pancartas donde han puesto fotos de los chavales cuando eran pequeños y luego todos echan a correr y se suben a unos camiones decorados con pancartas, guirnaldas, etc. y se pasean por la ciudad cantando y bailando. Tampoco falta después una fiesta en familia como broche final. 


Yo me los he encontrado varias veces por el centro pero mis intentos de hacer fotos con el móvil no dieron buenos resultados así que las he tomado prestadas del periódico local Sundsvalls Tidning, que ha hecho un seguimiento de todas las fiestas en los institutos  de la zona durante los últimos días.  

8 jun. 2014

Sveriges nationaldag



El 6 de junio es el día nacional de Suecia (nationaldag) y aunque no es un día que tenga una larga tradición, apenas empezó a celebrarse como fiesta nacional hasta 1983, es un día festivo y la gente se vuelca para celebrarlo. No se trabaja y al caer en viernes tuvimos un largo puente :D. Esta fecha coincide además con dos acontecimientos importantes en la historia sueca: el día en que Gustav Vasa fue elegido rey de Suecia en 1523 y dio paso a un país independiente; y la fecha en la que se creó la Ley Constitucional de 1809, que estuvo en vigor hasta la más reciente década de los ochenta. 


En Sundsvall, el tiempo no decepcionó y con las temperaturas veraniegas las calles se llenaron de gente y de banderas suecas. Creo que ha sido la vez que más gente he visto en el centro de la ciudad y eso es toda una novedad porque no es que suela haber lo que se dice muchas aglomeraciones por aquí. 

La fiesta empezó al mediodía: desfiles, conciertos, concursos de bailes antiguos, mercadillos, actividades infantiles, exposición de coches antiguos... y en el Ayuntamiento una ceremonia para aquellos ciudadanos que hayan conseguido la ciudadanía sueca. 






27 may. 2014

Kosläpp: la fiesta de las vacas


"Pero estos suecos... de cualquier cosa hacen una fiesta, ¿no?". Esta es la reflexión que hacen mis padres cuando últimamente les cuento lo que hacemos por aquí. Pues sí. Que las vacas suecas llevan meses encerradas para protegerse del invierno sueco y llega el momento de sacarlas a pastar... pues lo celebramos. ¡Claro que sí! Es lo que llaman kosläpp y básicamente consiste en irse a la finca para ver cómo salen desesperadas en busca de hierba. Pero para que tenga una aire festivo, la clave está en la organización... que para eso estamos en Suecia. 

La primera vez que escuché hablar de esto fue gracias a mi amiga Lina, a la que tuve la suerte de conocer precisamente a través del blog (quién me lo iba a decir! ;D). Con ella hicimos la reserva, porque asistir es gratuito pero hay que hacer una reserva previa. Llegado el día,  nos esperaba una perfecta mañana de verano, con un sol luciendo y 20 grados a la sombra; así que pusimos dirección a Kovland, un lugar a apenas media hora de Sundsvall que es donde está la finca con las vacas en cuestión. Y cuando llegamos allí, todo un despliegue de personal en el parking (con coronas de flores en la cabeza incluida) y mucha gente. La mayoría familias a las que veíamos sacar del maletero cestas de picnic, mantas, sillas de playa... ¡como unos auténticos profesionales! 


El evento está patrocinado por la Arla, la principal marca de productos lácteos en Suecia. Así que para aligerar la espera invitaban a los asistentes a leche y -cómo no- kanelbullar. Hay que decir que la gracia del kosläpp está en que las vacas suelen salir desbocadas después de tantos meses de encierro, así que la gente se divierte viéndolas correr y saltar como locas hacia el prado. Sin embargo, y a pesar de la expectación, "nuestras" vacas nos salieron perezosas y la mayoría salieron caminando tranquilamente para desconcierto del personal. Así que al final las vacas nos decepcionaron pero, por todo lo demás fue un día muy agradable. Y como cualquier excusa es buena para disfrutar del sol, la naturaleza y la buena compañía, el próximo año esperamos repetir. Y ya habremos aprendido la lección: cesta, mantita y refrescos ;D. 


Solo me queda ya agradecer a Lina, Niklas y su familia que compartieran ese día con nosotros. Det var jätteroligt! ;D. 

20 may. 2014

Sundsvall da la espalda al racismo



Este fin de semana ha estado en Sundsvall Jimmie Åkesson, el líder del SD (Sverigedemokraterna), un partido sueco de extrema derecha.  Vino a dar un pequeño mitin a la plaza de la ciudad como parte del recorrido que está haciendo por diferentes ciudades suecas. La campaña política está ahora mismo muy activa ante la inminencia de las elecciones europeas y a las próximas elecciones nacionales, ya en el mes de septiembre. 

Este partido, que se describe a sí mismo como nacionalista y conservador, está en contra de la inmigración y las políticas de integración que se promueven en Suecia y, por ejemplo, de permitir a los homosexuales ser padres. El perfil racista -incluso muchos dirían que fascista- de este partido está generando una gran polémica en el país y en sus recientes apariciones públicas hay manifestaciones en su contra con un solo lema: dale la espalda al racismo. Y eso es lo que están haciendo en muchas ciudades, como Sundsvall el sábado. Entre 500 y 600 personas se congregaron en la plaza entre "fuertes medidas de seguridad" (lo pongo entre comillas porque con el nivel de seguridad que tenemos en España últimamente en las manifestaciones, lo de los suecos es un juego de niños). Muchos iban a escuchar al líder del SD pero muchos más fueron a "darle la espalda" a él y a su discurso, que por cierto intentaron sabotear con algunos problemas técnicos.


Para que nos hagamos una idea, hablamos de un partido que nació en 1988 pero que hasta 2010 no consiguió representación parlamentaria, con 20 representantes de los 349 que integran el Parlamento sueco  (Ryskdag). Nada extraño si se tiene en cuenta el auge de este tipo de partidos en los últimos años, sobre todo, en países de centro Europa. Hay algunos suecos que están totalmente en contra de este partido pero entienden que es importante que puedan tener representación y entrar en el sistema democrático para poder tener cierto control sobre ellos. 

Ahora que me toca ser extranjera y moverme en entorno multiculturales han surgido muchas veces el tema sobre el racismo en Suecia. ¿Es Suecia un país racista? Vayamos por partes: 

-Estamos ante el país con una política de inmigración más abierta que ningún otro país europeo. Es cierto que no es una barra libre para todos, pero si cumples los requisitos de entrada por razones humanitarias, el sistema te va a apoyar mucho más que en cualquier otro país. 

-Esto no quiere decir que la integración sea fácil. Superadas las trabas para entrar en el país y con muchas ayudas sociales a su disposición (ya hablaré de ellas otro día), no todos los inmigrantes tienen facilidades para integrarse en un país con una lengua y culturas tan diferentes a las suyas (hablamos de una mayoría de inmigrantes que vienen como refugiados, que piden asilo huyendo de países como Siria, Irán, Libia..). 

-Evidentemente ser extranjero te pone en desventaja con respecto a los autóctonos. En Suecia o en cualquier país del mundo.

-Soy de la opinión de que antes de preguntarnos si otros son racistas deberíamos responder por nuestros propios países. ¿Hay racismo en Suecia? Claro que hay. ¿Hay racismo en España? Diría que incluso más. Pero ya esto daría para otro tema de discusión. Hoy lo importante es el gesto de los suecos de negarse a aceptar un peligroso discurso que está calando en otros tantos países europeos.

P.D. A pesar de haber leído últimamente algunas tristes experiencias de españoles y otros extranjeros en Suecia, tengo que decir que yo nunca he vivido ninguna situación discriminatoria o conflictiva. No solo eso, sino que creo que tengo la suerte de sentirme bien acogida, al menos hasta ahora. 



1 may. 2014

Valborg: la noche del fuego


El 30 de abril (sista april) es un día especial en el calendario sueco y en otros muchos países del centro y norte de Europa. En español podría traducirse con la noche de Walpurgis o de las brujas. Y otra vez, ante una tradición sueca, nos encontramos con leyendas europeas mezcladas con el folclore sueco. Por un lado tenemos a una antigua santa del año 700 que se llamaba Valborg (o Walburga) y que, simplificando la historia al máximo, fue canonizada un 1 de mayo; por otro, la costumbre de origen alemán de encender un fuego para ahuyentar a las brujas y a los malos espíritus y que Suecia acogió allá por la Edad Media; y por último, la tradición vikinga de dar la bienvenida a la primavera. Si ponemos todos estos elementos en una coctelera, tenemos el Valborgsmässoafton, la noche de Walpurgis. 

Hoy en día es sobre todo, la noche en que se celebra la próxima transición de la primavera al verano. Se organizan grandes hogueras y la gente canta canciones especiales alrededor del fuego. En Sundsvall, el municipio lo organiza en Norra Berget -la montaña norte-, con actividades, coros y fuegos artificiales; pero se puede disfrutar de otras hogueras en distintos lugares. Nosotros fuimos a una cerca de casa, donde un equipo de fútbol femenino había organizado rifas, tentempiés y algún que otro juego para los niños.

En Suecia, la hoguera más grande y conocida es la que se celebra en Skansen, en Estocolmo. Pero también esta noche es aprovechada por los jóvenes universitarios para hacen grandes fiestas en ciudades como Uppsala o Lund. Muy parecidas a las fiestas de la primavera que organizamos en España, aunque con con la particularidad de que los jóvenes llevan sus gorros de graduados y cantan canciones especiales. Además, es también el cumpleaños del rey Carlos XVI Gustavo de Suecia, así que las banderas ondean en todo el país. Por todas estas razones el 30 de abril es un día especial aquí.



Así que le dimos oficialmente la bienvenida a la primavera y ella, caprichosa, apenas se encendió la hoguera, nos respondió con lluvia o...¡más bien aguanieve! Eso sí, el mejor fuego de la noche fue el que vino después, en la estupenda barbacoa que compartimos con amigos ;D.