8 dic. 2014

Julbord: la comida de Navidad en Suecia


No me he dado ni siquiera cuenta y la Navidad no es que esté a la vuelta de la esquina, es que ya ha llamado a la puerta y entrado en las casas y yo casi no me he enterado. Estos últimos días son de esos en los que te gustaría añadirles horas al reloj, quieres llegar a todo y no, no se puede. Así que mientras espero el respiro de las vacaciones navideñas, termino mi curso de sueco y apuro las últimas horas de trabajo del año, ya he decidido que tengo que despertar el espíritu navideño. 

Hace un par de semanas fue el lyslördag, pero ya comenté aquí en qué consistía y este año ha sido un poco más de lo mismo. Igual que el Adviento, que lo hemos empezado hace dos domingos. Pero como hay que seguir probando cosas nuevas, este año no hemos dejado pasar la ocasión de estrenar la julbord o mesa de Navidad sueca. ¿Y qué es eso? Pues ahora lo cuento, pero antes algunas fotos para ir ambientándonos  ;).



La julbord o "mesa de Navidad" si lo traducimos es un bufé con la comida típica de Navidad sueca. Así que si en España nos vamos de comida de Navidad y probamos las especialidades de cada restaurante pues aquí la gente hace lo mismo pero para comer esos platos que no pueden faltar en la Nochebuena (julafton). Cada restaurante le da por supuesto su toque personal, tanto a la comida como a la decoración pero más o menos los platos son los mismos con mayor o menor variedad. 


¿Y cuál es exactamente la comida típica? Pues básicamente, arenques (sill) con diferentes aliños y salsas; salmón (lax) servido en todas sus vertientes; quesos;ensaladas de remolacha y col; el famoso jamón de Navidad; carne de reno; albóndigas y Janssons Frestelse, un plato a base de anchoas, patatas y nata.

Y que no se olviden los postres. ¡Qué pena que llegamos tan llenos!Lo que más me gusto fue el ris a la malta, que a mi me recuerda un poco a nuestro arroz con leche pero que esta vez estaba como esponjoso y muy suave.¡Solo de acordarme me entran ganas de repetir!

Nosotros, por ser nuestra primera julbord, fuimos a un sitio especial que queda un poco lejos pero que es, cuánto menos, diferente. Un restaurante que era una mezcla entre la casa de la abuela -abuela sueca en este caso- y museo de antigüedades. Se llama Idyllen y allí disfrutamos de un ambiente tranquilo ya acogedor en compañía de nuestros amigos Lina y Niklas. A él, le tocó explicarnos los entresijos de la julbord; que sí primero el arenque, después el salmón (lax). Más tarde vienen los calientes, donde no pueden faltar las albóndigas (köttbullar), que sí hay un chupito especial que se toma para acompañar el arenque (snaps), cerveza especial de Navidad (julöl)... Por cierto, que no quiero que se me olvide comentar que también los suecos tienen sus platos extravagantes. Los pies de cerdo, lengua de toro o el corazón de reno son algunos ejemplos. Yo admito que me abstuve, que estas cosas prefiero ahorrármelas tanto en España como en Suecia ;P.



Una noche estupenda, una comida deliciosa y un sitio tan peculiar como especial. Pero como siempre, lo mejor es la compañía. Reto de la julbord superado... ¡y hemos puesto el listón muy alto para el año que viene!Solo me queda decir: GOD JUL!

PD. Como notal final, solo añadir que estuvimos cuatro horas comiendo. Sí, sí, no me he equivocado al escribir y no hablo de sobremesa ni nada por el estilo... Solo comer, descansar, hacer hueco y comer de nuevo. Y claro, el efecto nos duró hasta el día siguiente :).





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada