23 ago. 2013

Olivolja, ese oscuro objeto de deseo para el expatriado


Hace unos días recibimos un paquete de España, una prueba para comprobar qué tal funcionan el envío de cajas ya que tenemos repartidas un par de cajas con cosas que no hubo forma de meter en el sufrido coche que nos trajo hasta aquí. La mala noticia es que la caja llegó en unas condiciones un poco regulares y había sido completamente abierta (mejor dicho, rota) supongo que en la aduana. Así que la pobre llegó envuelta en una cinta adhesiva kilométrica y un poco mal parada. Menos mal que dentro no había nada frágil. Lo mejor del experimento es que ahora tenemos en nuestra cocina nuevos suministros: unos cuantos litros de aceite de oliva, varios paquetes de café, especies variadas que no hemos encontrado aún por aquí y otras cosillas que han sido más que bienvenidas. Y no es ninguna tontería el tema del aceite de oliva (olivolja, en sueco), aquí más que nunca podemos llamarle el “oro líquido”. Nos costó lo suyo dar con el aceite de oliva en los supermercados, hay mucho pasillo de aceites variados pero de oliva poquitos y cuando lo encuentras…¡ madre mía!, prepara la cartera. El otro día nos emocionamos cuando encontramos  en el supermercado Willis una estantería llena de aceite de oliva y, de repente, apareció la marca Carbonell, una fiesta en medio del pasillo del supermercado. Pero se nos pasó la alegría nada más ver el precio: 69,90 coronas suecas… ¡el litro! Es decir, unos 8 euros. Así se comprende mejor nuestra sonrisa agradecida cuando vimos los tres litros enviados desde España. Claro que también se puede comprar aceite de oliva de marca blanca, por ejemplo, tanto ICA como Coop, dos de los supermercados suecos más conocidos, tienen su propio aceite. Sale bastante más barato, rondando las 40 coronas y sales del paso, no están mal… Eso sí, las primeras tortillas de patatas que hice tenían un tono grisáceo (o verdoso, según se mire)  un poquito raro ;D. Mientras seguimos buscando un aceite que combine eso de calidad y precio, tenemos reservas para hacer varias tortillas, aliñar unas buenas ensaladas, etc.


P.D. El detalle de la bandera de Andalucía no tiene precio. Gracias una vez más por esa caja tan bien pensada. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada