19 jul. 2013

Yo fiko, tú fikas, él fika…


Del verbo fikar de toda la vida. Yo ya fiko. ¿Y tú? Fikar du? Es una de las dos palabras más importantes que hay que aprender en sueco. Consiste básicamente en lo que nosotros llamaríamos tomarse un piscolabis, “un té” que diríamos en mi casa. En fin, una excusa para tomar algo entre horas. Pero para los suecos un fika es un mucho más, es el reflejo de una pasión absoluta por el café y los dulces pero también una forma de socializar dentro y fuera del trabajo. El fika está institucionalizado en este país, es todo un ritual y supongo que por eso, además de sustantivo lo convirtieron también en verbo. De hecho, parece que el origen de la palabra se remonta al siglo XIX, cuando fika se convirtió en una variación invertida de kaffi, la forma antigua en la que se referían al café (kaffe). El idioma sueco es muy rítmico, suben y bajan mucho la fuerza que ponen en cada sílaba y, por ejemplo, fika suena algo así como /fiiiiii- ká/

Ya decía antes que el café es la bebida estrella por mucho que yo haya puesto la foto con el té (qué le vamos a hacer, influencia de Gibraltar). Aún estoy intentando descubrir el porqué, la verdad es que hasta ahora no me ha parecido especialmente bueno el café sueco. No hace mucho leí en la revista Muy interesante que algunos de los países nórdicos son los principales consumidores de café del mundo. Finlandeses, noruegos y suecos son los tres primeros en el ranking. Los amigos suecos con la nada despreciable cifra de 8,4 kg por persona al año.  El doble que en España, por ejemplo.


Sin embargo, lo que si merece una investigación profunda son los acompañamientos. Los bollitos de canela de la imagen, que ellos llaman kanelbullar son lo más habitual. Sienten por ellos una especie de devoción y los compran recién hechos, congelados o incluso los hacen en casa. Pero tienen otros muchos, pero muchos, y se te van los ojos cuando pasas por delante de una pastelería. Afortunadamente, tendré tiempo de ir probándolos todos. Ya os iré contando. Eso sí, lo único bueno de vivir en una cuarta planta sin ascensor es que me ayudará a que toda esa azúcar que pienso tomar en esta investigación no se acumule en zonas indeseables. O eso espero :D.

7 comentarios:

  1. Xoxo que buena pinta tienen q tener esos dulces,yo cuando voy al ikea m keo mirando la seccion d dulces y sobre todo de chocolates jiji

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí Vane... ¡¡esto va a ser peligroso!!Pero yo para poder contaros si están buenos o no tendré que hacer el esfuerzo de probarlos todos. Estoy dispuesta a sacrificarme ;D

      Eliminar
  2. "No hay gloria más ilustre para el varón (...y la mujer) en esta vida que la de luchar por la obra de sus pies o de sus manos".
    La Odisea (Homero)

    Ánimos y seguid llenando el "cuaderno de bitácora" con vuestras aventuras...por cierto, en el concepto de "fikar" entra la pavía de bacalao y la tortilla de camarones...

    Abrazos de Inma y Javi Senior

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que tener arte para en una cosa tan mundana como el fika se nos cuele Homero jejeje... Abriremos un debate vía skype sobre esta cuestión. Por cierto que yo lo de la tortillita de camarones, etc, creo que aún no lo han descubierto. Abriré una nueva línea de investigación ;D. Besos!

      Eliminar
  3. Tu fika o ke ase? :)

    ResponderEliminar
  4. Hoy hemos intentado emularte y junto a tus padres, nos hemos "fikado" unas "japonesas" en el Okay. Un beso muy grande para vosotros. Arturo y Beli.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y si exportamos las "japonesas" y los "milhojas" del Okay, Arturo?¡Mira que aquí eso no lo tienen!Que sigáis "fikando" mucho y en buena compañía ;D. Un besote para toda la familia.

      Eliminar