1 feb. 2015

Relajarse en Sundsvall tiene nombre: Himlabadet



Después de estas semanas desaparecida se me hace extraño volver a escribir pero me he obligado a sentarme delante del ordenador porque sino... cuanto más tiempo pase más pereza dará. Estas últimas semanas se pueden resumir brevemente: vacaciones de Navidad en España y vuelta a Suecia con mucho trabajo y estrés. Por eso, porque las últimas semanas han sido agotadoras, el pasado fin de semana nos regalamos una tarde de relax, que en Sundsvall solo puede tener un nombre: Himlabadet. Así que he pensado que sería una buena excusa para volver por el blog, porque es uno de los sitios típicos para escapar del estrés a la manera sueca. ¡No hay nada que una buena sauna no pueda arreglar!

Himlabadet es una especie de complejo acuático donde se puede disfrutar del agua de distintas maneras. Tiene piscinas interiores para la práctica deportiva o recreativa y una gran piscina exterior con un área recreativa para el verano; un parque de aventuras para los niños; y  -ahora viene la parte que a mi más me interesa-, el Relax. Una zona con distintos tipos de saunas (bastu), piscinas con hidromasajes, un pequeño restaurante, etc.  Vamos... ¡una pasada!

Yo tardé en descubrirlo, llevaba en Sundsvall más de un año la primera que fuimos pero ahora no se me ocurre mejor plan para un "afterwork" un viernes noche. Y eso es justo lo que suele hacerse por aquí de vez en cuando, terminar la semana en el Relax con compañeros de trabajo, amigos o en pareja. Entre nuestros favoritos está la Aufguss-bastu, donde utilizan aceites con distintos aromas sobre las brasas para que después, el chico o la chica encargada reparta el aroma por la sauna con ayuda de una toalla que agita mientras se mueve por la sauna. Y luego está la pequeña piscina exterior con agua caliente, desde donde puedes ver el centro de la ciudad y disfrutar del contraste de temperatura. Si esta experiencia ya es de por sí agradable, lo es más aún cuando hay nieve y corres para meterte dentro de la piscina, con las barandillas semicongeladas y todo nevado a tu alrededor. Por eso también nos hacía especial ilusión ir la semana pasada, fue nuestra primera vez nevada. Solo como nota curiosa: como la cabeza se queda normalmente fuera del agua, el pelo comienza casi a congelarse y cruje cuando lo tocas. Por eso de vez en cuando había que remojarlo con el agua caliente. 


Desgraciadamente no se puede hacer fotos así que pongo una imagen de su web para poder enseñar el interior y una del exterior que hice con el móvil. En fin, que salimos relajados y con la piel de un bebé ;D. Por lo demás,tampoco  hemos hecho nada interesante, hay poco que contar, rutina y trabajo estos días en Sundsvall :S.




No hay comentarios:

Publicar un comentario