5 feb. 2014

¡Zapatos fuera, que estamos en Suecia!


Hasta ahora no había comentado nada sobre el tema de los zapatos o más bien de lo de "descalzarse". No es el único país donde tienen esta costumbre pero no es algo a lo que estemos acostumbrados en España. No me imagino recibiendo a las visitas en casa y pedirles que se quiten los zapatos. O mejor dicho, no me imaginaba. Ahora no me parece tan raro. La costumbre de descalzarse es algo que ya conocía antes de venir así que no me ha pillado por sorpresa. Nunca se me ha ocurrido ni siquiera preguntar: cuando entro en casa de alguien, zapatos fuera. Se da por hecho. En la entrada de las casas, lo primero que te encuentras es el perchero y el zapatero. A algunos puede que le cueste imaginarse andando en calcetines por casas ajenas pero la verdad es que yo me he acostumbrado rápido y me resulta cómodo. Así que ahora intento conjuntar también los calcetines con el resto del atuendo para que no sea muy cantoso ;D. 



Tiene sentido especialmente ahora, que las botas se llenan de nieve, barro o tienen en las suelas incrustadas restos de la grava que se echa en la calle para el evitar el hielo y los resbalones. En algunos sitios puedes encontrar pequeñas bolsas de tela con zapatillas para invitados como la de la foto, que algunos cuelgan en la entrada de casa para ofrecérselas al recién llegado, aunque lo habitual es ir solo con calcetines. Tanto es así que esta costumbre no se limita a las casas sino también, por ejemplo, a los gimnasios. En la primera imagen de este post se ve la entrada de nuestro gimnasio. Nada más entrar hay dos grandes estanterías-zapatero y no está permitido entrar con zapatos que hayan sido utilizados en la calle. Eso significa que tienes que comprarte un par de zapatillas de deporte extra solo para usar dentro del gimnasio o... - y esto lo he visto con mis ojitos-, ¡entrenar en calcetines!  A ver, es normal hacer pilates, yoga, etc descalzos pero ¡¿en la sala de máquinas?! Sufro cada vez que veo a alguien trasteando las pesas en calcetines ¡¿y si se le caen en el pie?!

A veces, también he visto que en los lugares de trabajo, hay gente que tiene un par de zapatos extra y se cambia cuando llega. Por eso he llegado a ver a una de mis profesoras de sueco en sandalias con calcetines ;D. 

Los suelos suelen ser de madera y como los interiores están bien acondicionados, el frío no suele ser un problema. Más bien es cuestión de acostumbrarse. Así que... familia y amigos: cuando vengáis a visitarnos hay que meter en la maleta solo los calcetines decentes que puedan lucirse en público ;D. 

2 comentarios:

  1. Oh dios mio, no me imagino yendo al gimnasio en medias jaja, aunque en las casas ha de ser muy cómodo, me gusta :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también me parece cómodo Laura ;D. Aunque no a todo el mundo le resulta fácil acostumbrarse a quitarse los zapatos en casas extrañas. Al principio queda un poco raro, por ejemplo, cuando vas a cenar a casa de amigos, y todos estamos arregladitos pero en calcetines jajajajaj... Pero como dice el refrán: "allá donde fueres, haz lo que vieres" ;D.

      Eliminar