3 mar. 2015

Cocinando... ¡en español!


La semana pasada tuvieron en la escuela donde trabajo talleres y actividades especiales. Mi plan para los mayores era enseñarles a cocinar comida española: tortilla de patatas, gazpacho y algunas tapas. Para los más pequeños de las escuela pensamos en una clase introductoria de español, con muchos juegos de por medio porque son aún muy pequeñitos. Así que escapamos de la rutina por un día. 

El resultado fue un día divertido y con alguna que otra sorpresa. Los más pequeños aprendieron a presentarse en español, practicaron los números del 1 al 10 jugando al pañuelo y los colores con muchos globos de por medio; los mayores aprendieron con éxito a hacer una tortilla de patatas y aquí la profesora... aprendió que hacer un gazpacho con tomates suecos es todo un reto.¡Madre mia! Todavía estoy explicándole a los suecos que tenía que haber salido rojo y no gris. Así que la próxima vez que encuentre tomates decentes en el supermercado tengo que preparar un gazpacho en condiciones en casa para resarcirme ;P:

4 comentarios:

  1. ¿Los tomates en Suecia son grises? xD jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Laura, los tomates suecos son rojos por fuera solo para que te confíes e intentes hacer un gazpacho ;P. Pero hoy hemos hecho en casa un salmorejo, que es parecido al gazpacho pero más espeso y tipo sopa fría.... espectacular. Creo que el factor suerte tiene mucho que ver jejej..

      Eliminar
  2. En mis distintos viajes a Suecia, he podido comprobar que la mayor parte de la fruta y verdura que se comercializa allí es española, tanto en supermercados como en mercadillos. Es más, lo que venden allí es mucho mejor que aquí. Vamos, que vendemos fuera lo mejor que tenemos aquí. Lo único que eché de menos fueron los plátanos de canarias que, como todo el mundo sabe, son los más ricos del mundo (donde va a parar con una banana). Imagino que aún no los han descubierto...

    ¡Buen artículo y enhorabuena por mostrar lo mejor de nuestro país!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias por tu comentario José Damián! La verdad es que aquí llega tanto fruta como verdura de todas partes y como tu dices mucha viene de España y es muy buena. Pero como en todos sitios depende de donde vayas a comprar y de la temporada. Yo en mi supermercado habitual he llegado a ver naranjas de Valencia que harían llorar a los valencianos de la mala pinta que tenían. Sin embargo, estas semanas estoy comiendo unas fresas de Huelva estupendas. Supongo que como en todas partes, en las ciudades grandes recibirán de lo mejorcito y más variado y luego en los lugares más pequeños pues es un poco lotería. Pero bueno, lo mismo me pasaba en España, la verdad. No le voy a echar la culpa solo a los suecos ;D.

      Eliminar